eco farming logo

Home Últimas novedades Para tener en cuenta Reflexiones sobre la derogación de las Licencias No Automáticas de Importación
Reflexiones sobre la derogación de las Licencias No Automáticas de Importación
Escrito por Lic. Ricardo Bonanno   
Lunes, 28 de Enero de 2013 21:00
No fueron pocos los importadores sorprendidos con el anuncio oficial del viernes 25 cuando se dio a conocer la derogación de las Licencias no automáticas de importación, sobre todos aquellas entidades de cúpula y empresarios, que según se comentó, habrían participado en reuniones el jueves con funcionarios de la Secretaría de Comercio.
Además, los medios periodísticos como Infobae Profesional, Cronista Comercial y Clarín, informaban esa misma semana por ejemplo que “el gobierno seguirá con los controles a importaciones y con su política del cerrojo para desalentar la llegada de productos del exterior al menos hasta mediados de 2013”. También difundieron que “el secretario de Comercio Interior indicó que no habrá cambios al menos hasta las elecciones”.
Sólo un día después, estas informaciones se contradijeron con la lectura del Boletín Oficial, al saberse de la casi masiva derogación de las LNA que eran requeridas para 600 posiciones arancelarias
Las preguntas que surgieron de inmediato fueron, entre otras: ¿Quién dio la orden?, ¿Fue una presión de origen externo, por ejemplo la Organización Mundial del Comercio u otro organismo?, ¿Acaso no sabían de esto en la línea de la Secretaría si habían anunciado la continuidad del cerrojo?, ¿Cómo queda el poder de Guillermo Moreno y de Beatriz Paglieri para la administración del comercio exterior?, ¿Qué destino tendrá todo el personal que estaba afectado al SISCO y en la Dirección de Importación? 
Es notoria la gradualidad con la que fueron sumándose, año a año, los distintos tipos de Licencias no Automáticas a partir de 1999, cuando apareció la primera relacionada con el control a las importaciones de papel (C.I.P.), y finalizó en el 2012 con la creación del control de los vehículos automóviles (C.I.V.A.).
No obstante, como informáramos en MEMO 19.07.12  la Secretaría de Comercio trabajaba en dos temas fundamentales, una era la LNA sin soporte de papel y otra la subsumisión de la LNA al régimen de DJAI.
La emisión en papel se suspendió a partir del primer día hábil de este año y tres semanas después fueron derogados 17 tipos de certificados de importación que requerían LNA.
Vale aclarar que la Resolución 52/11 de la Secretaría de Industria y Comercio, amparada en el marco de la Defensa al Consumidor, aprobó el “Sistema Integrado de Comercio Exterior” (SISCO), que desde el pasado 18 de abril de 2011 sigue vigente.
El SISCO se diseñó para todas las tramitaciones relacionadas con la gestión de diferentes Certificados, y en ese marco aún pueden continuar tramitándose los Comprobantes de Cumplimiento de Requisitos Esenciales de Seguridad para la comercialización de bicicletas nuevas (C.C.R.E.S.), amparadas por la Resolución 220/03 SICPME, que afecta a la importación de bienes que se despachan por la P.A.N.C.M. 8712.00.10. Este comprobante sigue siendo requerido por la Dirección General de Aduanas, como paso previo a la presentación del despacho de importación a consumo. 
Al respecto el Centro de Despachantes de Aduana informó hoy que “el control Bl34 ha quedado sin efecto para su intervención en las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación. Por consiguiente, dicho bloqueo fue eliminado de todas las DJAI registradas al día 25.01.13” y agregó que “el SIM ya no requerirá Certificado de Origen”.
Entre los operadores se espera que el control continúe siendo tan exigente como cuando las Licencias eran requeridas, ya que los Organismos Adherentes tienen potestad para observar las DJAI y dejar en suspenso su emisión hasta tanto el importador cumpla con los requisitos que se le impongan.
El mayor peso de este control sigue en manos de la Secretaría de Comercio Interior, la cual continúa solicitando a los importadores que presenten sus listas de precios de comercialización interna y que agreguen su compromiso de exportaciones para liberar las DJAI observadas. 
No obstante, no hay que olvidarse que hay más organismos adherentes como lo son la AFIP, ANMAT, SEDRONAR, Seguridad Social (en los casos en que la DJAI solicitada haya sido bloqueada con el código de error/bloqueo “BI33”), y próximamente se agregaría el SENASA, INAL y posiblemente otros. En este segmento es razonable pensar que pueda sumarse muy pronto la Secretaría de Industria y tenga poder de observación sobre algunos bienes. 
 
En cuanto a los tiempos de respuesta oficial de estos organismos, por ahora se sabe que:
 
La Secretaría de Comercio Interior debiera pronunciarse en un plazo no mayor a los 15 días corridos.
La AFIP se pronunciará en un plazo no mayor a los 10 días corridos.
La ANMAT, que por el momento se pronunciará solamente para el universo de mercaderías que están alcanzadas con la intervención de Tecnología Médica, lo deberá hacer en un plazo no mayor a los 4 días hábiles.
 
No hay que olvidarse que el control de los bienes afectados a la Licencias era solamente para unas seiscientas posiciones arancelarias y que el control de las DJAI es sobre el 100% del universo arancelario.
No se conoce aún cuales son las partidas arancelarias específicas susceptibles de sufrir un control más riguroso por parte de los organismos adherentes, y por ello sería importante que se difundiera oficialmente qué productos son derivados a dichos organismos.
Por otra parte, se espera una definición de aquellos sectores industriales que desde siempre han buscado tener una participación en el control de las importaciones sensibles y no habría que descartar que requieran un mayor control, similar al de las Licencias, o al Compre Nacional, o aspirar a tener una intervención previa como existía en el anterior régimen de D.J.N.I., o la intervención previa de las cámaras industriales.
También puede observarse que no es habitual que el propio ente recaudador de impuestos, llámese la AFIP o la Aduana sean los mismos que administren las trabas para-arancelarias. Esto no ocurrió ni siquiera en tiempos de la aplicación de cupos a las importaciones. Es esos casos Economía, Comercio o Industria le informaban a la Aduana por ejemplo la cantidad límite de unidades a importar y una vez llegado al tope la Aduana no autorizaba más importaciones. 
Es decir que siempre hubo terceros organismos adonde recurrir para obtener un permiso previo a la importación, distinto de la Aduana. De esta forma tanto la Aduana como la AFIP quedan desvinculados del análisis sobre la sensibilidad de ciertas importaciones, siendo los responsables del mismo otras figuras oficiales. Siempre habrá, entre otros sistemas de administración de la política económica, un control de las divisas, una política arancelaria y para-arancelaria, pero nunca se recomendaría que todo el poder recaiga sobre la AFIP.

Suscríbase!!! 
Actualizado ( Sábado, 01 de Junio de 2013 12:51 )
 
Joomla SEO powered by JoomSEF

Últimas noticias

 

 

"Su mejor amigo en Comercio Exterior"